Archivo de la etiqueta: The Rolling Stones

ES SOLO ROCK AND ROLL

ES SOLO ROCK AND ROLL

Los legendarios  The Rolling Stones se presentaron ayer en el Monumental de Ate con lleno total, en una noche de rock  como para actualizarse en música y como para recordar a los organizadores de conciertos  que si traen a un buen grupo si llenan el estadio.

Llegamos a las cinco, desde el ovalo los vendedores de recuerdos  te esperaban y hasta propaganda de una rubia congresista había en el camino. Al fin en la tribuna norte eran las seis.  A las diecinueve horas se apagan las luces y sale Frágil con Jorge Santino en camisa blanca manga larga  e interpretan el viejo tema Cuento Real, además de otros temas de un nuevo disco a aparecer. Luego Santino anuncia a un invitado especial, Andrés Dulude  aparece con casaca negra e interpreta Como Loco, pese a la deficiente iluminación Dulude logra  que la gente se levante de sus asientos cuando interpreta Avenida Larco. Algunos ya estaban embalados en tragos y otras cosas, como la gente de la trinchera norte que con una bandera que decía Stone y el símbolo de su equipo. Diez para las ocho, se terminó la intervención de Frágil.  A las ocho y treinta empezaron las olas, faltaban diez minutos y el público parado esperaba ansioso que sean las nueve de la noche.

Se encienden las luces y empieza el show con Start me up mientras unos juegos artificiales indicaban el comienzo del concierto. Mick Jagger hablaba un poco español, a veces hablaba en inglés,  estuve en los setentas y luego de cincuenta años ya estamos acá . Luego Jagger anuncia el tema más votado por los asistentes Like a Rolling Stone. Siguieron otros temas, y mientras apreciábamos el manejo de Keith Richards de su guitarra, las zapatillas verdes que usaba con su chaqueta a rayas,  como interpretaba Angie con guitarra acústica,  y escuchábamos al  público coreando Nam . Como Ronnie Wood con un bajista de apoyo se lucían en Miss You, como improvisaban con Richards en otros temas, con Jagger con su armónica.  La cantante de apoyo Ashel Adams cantaba con Jagger.  Jagger que bailaba y se paseaba por el escenario con una energía inusual para alguien de su edad.   Como cuando interpretaron Sympathetic for the devil, aparecieron imágenes del diablo en las pantallas,  con un tecladista de apoyo, Jagger cantaba con una capa roja.  Cuando presento a sus músicos, el más ovacionado fue Keith Richards quien agradeció el cariño del público, el más sobrio el baterista Charlie Watts, quizás el más serio en vestirse  con jean y polo rojo. El fin llego con Satisfaction que Richards anuncio con su guitarra en una versión diferente. Once  y trece , era la hora, no hubo retorno al escenario solo gracias eternas por incluir a esta ciudad en su circuito de giras, la retirada canso más pero quizásel ex futbolista German Leguía tenía razón cuando declaro que el estadio Monumental era para los conciertos. Nos quedamos con las ganas de escuchar She is so cold y Waiting for a friend , habrá otra oportunidad, quien sabe, varios asistentes afirmaban tener sus entrada para la presentación de Coldplay .

Anuncios